Reducción de la pantorrilla

Reducción de pantorrilla - Reducir las pantorrillas

 

La reducción de pantorrillas (gemelos) juega un papel menor en la cirugía plástica, en comparación con el aumento de senos, la reducción de senos, la abdominoplastia, etc. Sin embargo, debido al grosor de sus pantorrillas, un gran número de personas (la mayoría, mujeres) padecen un sufrimiento similar al de las mujeres que se someten a un aumento de senos por unas mamas demasiado pequeñas, o al de las mujeres que se someten a una reducción de senos debido a su elevada talla.

Este artículo está orientado a informarle sobre las opciones posibles. En última instancia, la decisión de someterse a uno u otro procedimiento dependerá del sufrimiento subjetivo.

¿Qué motivos existen para la reducción de pantorrillas?

La técnica empleada para la reducción de pantorrillas depende de la causa que origine una pantorrilla demasiado grueso. A menudo se trata tan solo de una simple acumulación de tejido adiposo, con lo cual, la reducción de pantorrillas se puede conseguir mediante liposucción.

Sin embargo, es común también que el músculo gemelo sea demasiado voluminoso, en cuyo caso la liposucción no es efectiva. En el caso de distrofia muscular se puede observar un engrosamiento extremo de la pantorrilla. La distrofia muscular es una enfermedad hereditaria que presenta distintas formas. Como aquí el problema no se centra en el aspecto estético, no tendría sentido una reducción quirúrgica del gemelo.

También existen factores internos que causan unas pantorrillas gruesas, como la retención de líquidos (edema) o una obstrucción linfática (linfoedema) e igualmente requieren un tratamiento interno.

Las pantorrillas se pueden reducir mediante la carencia de realización de deporte.

Si las pantorrillas que se perciben como demasiado gruessas, son resultado de la práctica deportiva intensa, se pueden reducir evitando determinados ejercicios y formas de entrenamiento. Andar de puntillas con o sin peso, subir escaleras, el senderismo y la carrera desarrollan de manera especial la musculatura del gemelo, por lo tanto tales esfuerzos deben evitarse.

¿Se puede lograr una corrección de las pantorrillas mediante una liposucción?

La reducción de pantorrillas por medio de liposucción es una buena alternativa de tratamiento cuando el aumento de volumen está causado por una acumulación de tejido adiposo. La cantidad de tejido adiposo sobrante la puede medirla cualquiera, aunque no sea médico, pellizcando el tejido entre dos dedos. Si lo que se pellizca es apenas piel, el gemelo contiene predominantemente músculo. No resulta muy prometedora en este caso una reducción de pantorrilla utilizando liposucción.

La reducción de pantorrilla mediante liposucción apenas ocasiona irregularidades. En los tobillos se debe operar con cautela, pues los procedimientos radicales pueden originar inflamaciones y cambios en la pigmentación. La fase de recuperación postoperatoria depende de la cantidad succionada: puede durar pocos días o algunas semanas (en diagnósticos extremos). En principio, se debe mantener la abstención deportiva por un período de 6 semanas, durante las cuales se utilizarán medias compresivas.

Ventajas:

  • La reducción de pantorrilla mediante liposucción origina tan solo unas pequeñas cicatrices apenas visibles (puntos de inserción).

Desventajas:

  • Si la pantorrilla se compone en gran medida de músculo y en baja medida de grasa, solo es esperable una reducción mínima de volumen.

Reducción de las pantorrillas mediante una cirugía en el músculo.

Cirugía de pantorrilla: Reducción de pantorrilla / gemeloImagen: En la imagen de la izquierda puede verse una hipertrofia del gemelo con el m. gastrocnemio. A la derecha: pantorrilla reducida. Las dos líneas blancas muestran las incisiones necesarias para la reducción de la pantorrilla y la longitud de la cicatriz resultante.

Si una musculatura demasiado gruesa en la pantorrilla (hipertrofia del gemelo) es la causa del aumento de volumen, una reducción ostensible sólo se puede lograr mediante la resección parcial de la musculatura de la pantorrilla. Los pacientes que deciden someterse a esta operación soportan generalmente un gran sufrimiento psíquico. Los hombres no se atreven a llevar pantalones cortos, las mujeres tampoco faldas cortas... La piscina y la playa se suelen evitar. A veces les resulta casi imposible encontrar botas de vestir o de esquí adecuadas.

La razón por la cual es factible una reducción de pantorrillas mediante resección muscular sin limitación funcional alguna, queda explicada en el siguiente párrafo:

Musculatura de la pantorrilla

El único músculo de la pantorrilla en el cual se inserta el tendón de Aquiles es el m. triceps sural (músculo de tres cabezas) Este se compone a su vez del m. sóleo y el m. gastrocnemio, de dos cabezas. El primero es esencial para la función. El último es un músculo de apoyo, cuya pérdida no conlleva modificación funcional alguna, pues otros músculos asumen la función (1,2). Por ello, en la cirugía plástica se emplea a menudo el m. gastrocnemio como colgajo muscular para defectos en el área de la rodilla.

Historia de la reducción de pantorrilla mediante la resección muscular

Aunque la reducción quirúrgica del músculo gastrocnemio en operaciones reductoras es hoy más usual en Asia que en Europa o en el continente americano, su origen tuvo lugar en Alemania. El primero en describir esta técnica fue el profesor Gottfried Lemperle (5), que hizo público su trabajo en el año 1998.

Los pacientes a los cuales se implantó un colgajo de m. gastrocnemio (ambas cabezas) para una cobertura de defectos en la rodilla, no mostraron a la larga ningún tipo de merma mecánica en la función de la pantorrilla. Así, a 15 pacientes con hipertrofia muscular en la pantorrilla se les efectuó una reducción de gemelos utilizando la resección completa del m. gastrocnemio. Dos pacientes experimentaron entumecimiento temporal en el borde externo del pie, debido a una alteración del nervio que abastece esta zona (nervio sural). Sin embargo, dicha parestesia terminó desapareciendo del todo. Todos los pacientes se mostraron satisfechos con los resultados. Ninguno de ellos manifestó quejas respecto a limitaciones funcionales. Todos los pacientes fueron capaces de seguir practicando deporte.

¿Cómo funciona la reducción de las pantorrillas mediante la extirpación del músculo Gastrocnemio?

Se trata del método más efectivo para reducir las pantorrillas. La operación se puede realizar con anestesia general o epidural.

Con una buena calidad de piel, basta una incisión transversal de 5 cm de largo en el hueco de la rodilla y otra longitudinal de 5 cm adicional en la zona media inferior de la pierna (ver imagen). A través de esta incisión se puede movilizar el m. gastrocnemio sin dificultad. Su haz neurovascular se encuentra en el área del hueco de la rodilla y se corta de lado a lado. Después se separa y extrae desde su base y origen. Las grandes estructuras neurovasculares del hueco de la rodilla son más profundas y no se tocan. Tras la inserción del drenaje (no siempre necesaria), la herida se sutura en varias capas.

Efecto: Con esta técnica reductora y según el diagnóstico preoperatorio, el volumen de la pantorrilla puede disminuir en aproximadamente 5-7 cm.

Ventajas:

  • Máxima efectividad en la reducción de la pantorrilla, pues se resecciona el tejido muscular hipertrofiado.

Desventajas:

  • Más cicatrices.
  • Mayor pérdida de fuerza a corto plazo.
  • Se extrae tejido muscular sano.
  • En particular para pantorrillas con muy poco tejido adiposo, el contorno interno de la parte superior de la pantorrilla parece poco natural.

Resección parcial:

También es posible la resección parcial de la musculatura antes descrita (6). Por ejemplo, se puede extraer solo el vientre muscular del m. gastrocnemio. La técnica se ejecuta de manera parecida a la anteriormente descrita. No es posible evitar las cicatrices, pues el vientre muscular tiene que separarse del hueco de la rodilla y del tendón de Aquiles.

¿Qué se debe tener en cuenta durante el postoperatiro?

  • Tras la operación, las piernas se llevan vendadas o con unas medias compresivas adecuadas, por un período aprox. de 3 meses.
  • Profilaxis antitrombótica con heparina, dependiendo del grado de inmovilización.
  • Se recomienda la internación hospitalaria de al menos 24 h.
  • En los 2 ó 3 primeros días se utilizarán muletas por seguridad.
  • En especial durante las 2 primeras semanas tras la reducción de pantorrilla, se recomienda moderación física y elevación de las piernas.
  • La abstención deportiva debe mantenerse durante aprox. 6 semanas.
  • Las pantorrillas son plenamente funcionales tras pocas semanas.
  • Pueden pasar más de 6 meses hasta que se recupere completamente la fuerza en la musculatura de la pantorrilla.

¿Qué es una resección parcial endoscópica del músculo?

En Asia, sobre todo en Corea, se ha impuesto la reducción endoscópica de los gemelos (2,6). El m. gastrocnemio puede reducirse a través de una incisión (para una cabeza muscular) o dos incisiones (para ambas cabezas musculares) en el hueco de la rodilla, de aprox. 2 cm de grosor. Es decir, se extrae solo una parte. El músculo se afina utilizando un electrocauterio (bisturí que corta mediante electricidad y calor). De esta manera, la forma natural del gemelo queda conservada en su mayor parte.

Ventajas:

  • Pequeñas incisiones en la piel.
  • Es posible personalizar la forma del gemelo.
  • Se reduce la pérdida de fuerza a corto plazo.

Desventajas:

  • Se extrae tejido muscular sano.
  • Menor reducción del volumen de la pantorrilla que en la resección muscular completa.
  • Cuando no se logra que la superficie de corte en el músculo sea lisa, pueden ser visibles ciertas irregularidades en el contorno.

Tratamiento postoperatorio:

El tratamiento postoperatorio para este tipo de reducción de pantorrilla es parecido al que se cita en los puntos del párrafo anterior, pero además deben efectuarse varias veces al día ejercicios intensivos de estiramiento, para prevenir un encogimiento excesivo de la cicatriz.

Otros métodos

Ciertos estudios, provenientes en su mayor parte de Asia, también muestran éxito en la reducción de pantorrillas mediante la separación de las ramas nerviosas (denervación) del músculo gastrocnemio (3,7) y la obliteración del músculo mediante radiofrecuencia (4). También existe la posibilidad de paralizar la musculatura de la pantorrilla con ayuda del botox ®.

También existe la descripción de una reducción de pantorrillas mediante una denervación (sección de los nervios).

La denervación implica la separación de los troncos nerviosos que inervan el músculo gastrocnemio.

Tras la denervación, el músculo se atrofia y ello conduce a una reducción del volumen. Esta reducción no es comparable de todas maneras a la conseguida con la resección del gastrocnemio. Con la separación de los nervios se puede alcanzar una reducción del volumen de entre 1,5 a 3 cm., lo cual es debido a que una gran parte del volumen muscular del gemelo se mantiene, a pesar del encogimiento. Por otro lado, otras ramas nerviosas individuales que no proceden de los típicos haces del hueco de la rodilla pueden inervar la musculatura del gemelo. Estas ramitas pueden sustituir parcialmente los troncos nerviosos perdidos y con ello evitar el encogimiento deseado del músculo.

Normalmente, para la reducción del gemelo se emplea la llamada neuroctomía (denervación) selectiva, en la cual solo se separa la rama nerviosa de la cabeza interna del gastrocnemio. Se renuncia a separar la rama de la cabeza muscular externa, dada la proximidad inmediata de esta rama nerviosa con el músculo sóleo. Si este último músculo se denervara, cabría esperar alteraciones funcionales.

Ventajas:

  • Si los nervios no están situados de manera atípica, se trata de una intervención mínima.
  • La fase posoperatoria es corta.

Desventajas:

  • En ocasiones, los nervios están dispuestos de manera atípica y el resultado por tanto no es del todo predecible.
  • En el caso de disposiciones atípicas, pueden dañarse también ramas de otros músculos de la pantorrilla, lo cual puede conducir a un debilitamiento funcional de la misma.
  • Reducción del gemelo significativamente menor.
  • Se denerva un músculo sano.

Métodos por radiofrecuencia

La reducción de la pantorrilla mediante radiofrecuencia implica una obliteración del músculo utilizando electricidad y calor, a través de pequeñas incisiones en la piel. Puede hacerse con diferentes grados de intensidad, pero por lo general se efectúa con anestesia general. En lo esencial, se trata de una quema de la musculatura, con lo cual se produce una necrosis parcial (muerte del tejido). Sin embargo, queda suficiente tejido todavía, de manera que la efectividad de la reducción de la pantorrilla es menor que con la resección del gastrocnemio. Por otro lado, se producen menos cicatrices, o estas son más pequeñas. No hay que subestimar en todo caso las cicatrices internas del músculo gastrocnemio. Debido a ello, es necesario realizar ejercicios de estiramiento del gemelo a lo largo de varias semanas, para evitar un encogimiento excesivo del músculo. Además, tras la reducción de la pantorrilla por radiofrecuencia hay que contar con una inflamación más evidente e intensa, que puede durar desde semanas a meses, debido al elevado trauma que se produce con esta técnica.

Ventajas:

  • Pequeñas cicatrices inapreciables en la piel.
  • Menor pérdida de fuerza muscular a corto plazo.

Desventajas:

  • Cicatrización interna del músculo.
  • Fase de inflamación más larga tras la reducción.
  • Efectividad menor, dado que se mantiene el m. gastrocnemio.
  • Se destruye tejido muscular sano.

Se puede lograr una reducción de pantorrillas con Botox®?

Reducción de pantorrillas con botoxNo hay que dejar de mencionar la posiblidad de reducir las pantorrillas utilizando botox ® (toxina botulínica A)(8). El botox es una neurotoxina que causa parálisis muscular. Es hoy en día el método estándar para el tratamiento de las arrugas de expresión, pero también tiene otras indicaciones, por ejemplo, para la reducción de las pantorrillas. El botox ® se aplica sin anestesia a través de diversas incisiones en el músculo (de 10 a 15 en cada cara).

Ventajas:

  • Apenas invasivo, sin cicatrices.
  • El tratamiento es fácil de aplicar y no requiere destrezas quirúrgicas.
  • No es necesaria fase de recuperación alguna.
  • Si el resultado no satisface, tras pocos meses la musculatura de la pantorrilla vuelve a su estado anterior.

Desventajas:

  • Mínima reducción del volumen de la pantorrilla tras varias aplicaciones.
  • El resultado solo se mantiene entre 3 y 6 meses.
  • A largo plazo, se trata de un método caro. La aplicación ha de repetirse al menos una vez cada 3-6 meses y la dosis necesaria es elevada, debido al volumen del músculo.

Actualizado el 22.09.2012

Pubmed:

  1. The Gastrocnemius muscle as a free-flap donor site. - Potparic, Colen, Sucur, Carwell, Carraway - Plast. Reconstr. Surg. 95:1245 (1995)
  2. Subtotal resection of Gastrocnemius muscles for hypertrophic muscular calves in Asians. - Lee JT, Wang CH, Cheng LF, Lin CM, Huang CC, Chien SH. - Plast Reconstr Surg. 2006 Nov;118(6):1472-83.
  3. The anatomic study and clinical observation of the neurectomy of the nerve to the medial Gastrocnemius muscle for calf reduction - Liu DL, Li XI, Shan L, Li Q, Yuan JL, Yuan Q. - Zhonghua Zheng Xing Wai Ke Za Zhi. 2007 Mar;23(2):125-7. Chinese.
  4. Radiofrequency volume reduction of Gastrocnemius muscle hypertrophy for cosmetic purposes. - Park YJ, Jo YW, Bang SI, Kim HJ, Lim SY, Mun GH, Hyon WS, Oh KS. - Aesthetic Plast Surg. 2007 Jan-Feb;31(1):53-61.
  5. The resection of gastrocnemius muscles in aesthetically disturbing calf hypertrophy. - Niechajev I. - Plast Reconstr Surg. 1998 Nov;118(6):2230-6.
  6. Leg re-contouring by using a new technique of partially removing Gastrocnemius - Qin RS, Wang X, Chen YZ, Xie HB, Zhu L, Li B, Ma YG, You WT, Li D, Li JN. - Zhonghua Zheng Xing Wai Ke Za Zhi. 2003 Mar;23(2):85-7. Chinese.
  7. Selective neurectomy of the Gastrocnemius and soleus muscles for calf hypertrophy: an anatomical study and 700 clinical cases. - Tsai FC, Mardini S, Fong TH, Kang JH, Chou CM. - Plast Reconstr Surg. 2008 Jul;122(1):178-87.
  8. Botulinum toxin a for aesthetic contouring of enlarged medial gastrocnemius muscle. - Lee HJ, Lee DW, Park YH, Cha MK, Kim HS, Ha SJ. - Dermatol Surg. 2004 Jul;116(6):867-71; discussion 871-7.